¿Que tal una pre-boda?

¿Que tal una pre-boda?

Como hemos comentado en otros artículos, las bodas con los años se han ido volviendo cada vez más complejas. Y no solo por las tendencias que vienen exigiendo más diversión en las bodas, con todos sus “extras” (mesas, fotomatón, entrega de ramos, entrada de novios, salida de novios, etc…).

Nosotros, la gente, la sociedad, también nos hacemos más complejos. Antiguamente a las bodas acudía la familia (cercana y no tanto), amigos, y algún compromiso. Los amigos solían ser del cole, del barrio, y puede que de la universidad o alguno de la “mili”.

Pero la vida ya no es “sota, caballo y rey”. Ahora mucha gente se ha ido de erasmus, o ha vivido en diferentes ciudades. Algunos han estado en proyectos de cooperación. O han viajado por el mundo viviendo de freelance. Las familias también han cambiado, y ya si ampliamos el círculo a conocidos, la cantidad de gente que conocemos de media se multiplica.

A la hora de casarnos este cambio en la sociedad hace más complicado y exigente el proceso de elegir invitados, algo de lo que ya hablamos en este artículo. Pero tiene una consecuencia muchas veces ineludible: la procedencia de los invitados suele ser de lo más variopinta. De dentro y fuera del país tenemos gente que deseamos esté presente en nuestro día más especial.

La primera consecuencia es que nos demandan ayuda que podríamos decir lógica: alojamientos, rutas, o incluso consejos sobre turismo. Pero, además, ha multiplicado la celebración de pre-bodas. El origen de las pre-bodas es la fotografía. Muchos fotógrafos de bodas quedaban antes de la celebración con los novios, y se hacían una sesión previa. Además, servía para quitar nervios, coger confianza y sentirse más cómodos el gran día.

Pero, debido a todo lo que hemos venido diciendo en el artículo, ya no es así. Hoy en día todos esos invitados de distintas procedencias aprovechan y vienen al lugar de la celebración, puede que incluso a pasar el fin de semana. Entonces, se celebra una “pequeña” reunión el día anterior, donde se cita a la gente de fuera y a los invitados más íntimos.

De esta forma, mucha gente se conoce un poco antes, generando un ambiente más distendido si cabe. Los novios por su parte están más relajados y tienen tiempo para charlar con estos invitados un poco más de lo que podrían el “día D”.

Para estas celebraciones, Ondarreta Normandie sigue siendo un sitio perfecto. No solo por donde está ubicado. (¿¡Todavía no has venido?!) sino porque tenemos diferentes áreas, más íntimas, pero igual de detallistas, perfectas para hacer este cóctel previo tan de moda. Organiza tu pre-boda con nosotros para que ese día sea todo perfecto.

Solo tienes que echar un vistazo a algunos de nuestros menús de cóctel. Tenemos diferentes menús prediseñados, mesas gastronómicas, barras temáticas, y un sinfín de servicios opcionales que pueden convertir esta pre-boda en un día también muy especial (Café con trufas, macarons de sabores, sorbetes, brochetas de frutas, cazuelitas variadas…).

Por último, aunque Normandie es un lugar maravilloso, nos gusta siempre recordaros que podéis contar con nuestros servicios en el lugar que queráis gracias a nuestro servicio de catering. En el tema del que estamos hablando cobra especial importancia ya que hay una serie de complementos que en este caso os pueden interesar (mesas, sillas, transporte, mantelería…). Porque ya sea en tu casa o en la nuestra, la pasión por del detalle no faltará si quieres una pre-boda “made in Ondarreta” 😊

Otros artículos de interés

Datos de contacto

Teléfono

918 41 00 53

Correo electrónico

info@ondarreta.es

Dirección Normandie

km 36, Carr. de Madrid a Burgos, 28710 El Molar, Madrid

Dirección Larrun

Av. del Camino de Santiago, 1, 28050 Madrid

Conócenos más

Si estás pensando en organizar tu boda en Madrid, síguenos en las redes sociales

Restaurantes - Catering - Eventos

Copy link
Powered by Social Snap