¿San Valentín o Anti San Valentín? En Ondarreta lo tenemos claro

¿San Valentín o Anti San Valentín? En Ondarreta lo tenemos claro

El pesimismo hace cada vez más acto de presencia. Corrección política, crispación, enfrentamiento. Fatalismo, conspiranoias, agoreros… Es algo que cada vez es más parte de la rutina. Lejísimos quedan los felices años 90, aunque estemos en los (felices) años 20.

Este pensamiento ha llegado también a las celebraciones. Y concretamente a una que se acerca esta semana. Y es el famoso san Valentín. Que si es una fiesta inventada por los grandes almacenes para que consumamos, que si la superficialidad de las relaciones es lo que predomina, que si es un invento americano, que si es mas cursi que un repollo con lazo…

Antes de dar nuestro punto de vista nos parece divertido contaros el verdadero origen de San Valentín. Hay dos o tres teorías, pero las que más nos cuadra (y gusta) es la que va relacionada con la antigua roma y el emperador Claudio II. En tiempos de guerras, los soldados, como es por otra parte comprensible, no querían ir a la batalla, y en su lugar se querían quedar con sus amadas esposas. Por lo que a el tío Clau le pareció una gran idea prohibir los matrimonios y compromisos. Ante esta cuestionable decisión, un sacerdote cristiano llamado Valentín empezó a casar a parejas de enamorados de manera clandestina. Pero al pobre Valentín le descubrieron y le encerraron, pasando en la cárcel hasta el último de sus días y convirtiéndose en el mártir del amor. Otras fuentes son un poco menos románticas y nos dicen que simplemente era parte de la persecución romana a los primeros cristianos.

Muy interesante… pero ¿qué tiene que ver eso con el San Valentín de nuestros días y con nuestro menú especial de San Valentín?

Primero, cuando la iglesia ya mandaba más que Roma, decidió cambiar una fiesta pagana alrededor del 15 de febrero en la que la gente celebraba el fin del invierno con diversión, instaurando la importante onomástica el día 14. ¡Buena jugada! Y siglos más tarde, en Gran Bretaña se empezaron a celebrar Valantinage, competiciones en esa época para estar con las mejores doncellas. Al principio e calidad de “amigos”. Ya en el siglo XVIII, en conmemoración de estas competiciones, la gente se empezó a enviar “valentines” o postales de amor, siendo en el siglo XIX cuando se empiezan a comercializar ya como el día del amor. Y como el origen era romano, pues eligieron a cupido y sus corazones como “marca” cerrando el círculo que nos trae hasta el san Valentín de nuestros días.

Muy interesante… pero ¿qué tiene que ver eso con Ondarreta?

Pues poco. Pero es bonito y sobre todo ha hecho que por el mundo se expanda una tradición en la que lo importante es el amor. Sí, por supuesto que todo el mundo se sube al carro, tiendas, marcas, almacenes… pero nosotros somos de la opinión de que, si se suben a un carro de amor y buen rollo, ¡pues bienvenidos sean! No lo inventó ningún señor capitalista entre puro y coñac deseando que gastemos. Es una tradición de todos porque a todos nos gusta de vez en cuando un poquito de amor.

En Ondarreta lo celebramos, y lo celebramos con un menú especial de San Valentín que te contaremos en detalle los próximos días.

De momento nos quedamos con que somos más de Cupido que de Twitter. Y creemos que cuanta más gente, mejor. 😊

Otros artículos de interés

Datos de contacto

Teléfono

918 41 00 53

Correo electrónico

info@ondarreta.es

Dirección Normandie

km 36, Carr. de Madrid a Burgos, 28710 El Molar, Madrid

Dirección Larrun

Av. del Camino de Santiago, 1, 28050 Madrid

Conócenos más

Si estás pensando en organizar tu boda en Madrid, síguenos en las redes sociales

Restaurantes - Catering - Eventos

Copy link
Powered by Social Snap